Los dados cargados del destino. Repetición de mi curso del Mahabharata “Abriendo postigos hacia otras miradas”

Bueno, ya realizamos, con un buen grupo, una primera ronda del curso taller alrededor del universo del Mahabharata, y quedamos todos con gusto a poco.

Fueron cuatro sesiones bien paladeadas, no sólo por el surtido de viandas que pongo en la mesa para degustar. También porque el Mahabharata hizo entre nosotros lo suyo, aquello que yo de antemano me atrevía confiar en que haría, porque es algo para lo que ese famoso libro es “mandado a hacer”: trastocar la mirada.

Contrariarla primero, con dilemas, sorpresas, paradojas, cambios de punto de vista y vuelcos imprevisibles (¡pero de una lógica!). Y recomponerla después, tras habernos volteado sutilmente, aunque sea por un ratito, el escorzo con que habitualmente contemplamos, o sentenciamos, las cosas del mundo.

No nos habrá abierto tremendos postigos hacia otras miradas, como me atreví a sugerir, con una pizca de grandilocuencia, en el nombre de esa primera vuelta del curso. Pero de abrirnos, algo nos abrió, aunque fueran ranuras, visillos o fugaces ojos de buey.

¿Hacia dónde?

Hacia el propio mundo que nos rodea, o mejor dicho que nos invade: el mundo de nuestras propias certezas, pero mirado como por vez primera, como visto de afuera y con algo de extrañeza. Y ofreciendo también sugerencias para volver a razonar desde cero ciertos avatares de nuestras propias vidas, que hasta ese momento nos aparecían arbitrarios, inexplicables (“la suerte, el azar, el destino”), carentes de significado.

Significado, para el Mahabharata, es algo de lo ninguna cosa en el mundo puede carecer. Ninguna. Y menos las cosas que atañen a esta “cosa pensante” que somos, al decir de Descartes. Vuelvo aquí a citar al pensador francés a propósito del Mahabharata, porque hay demasiadas resonancias entre las preguntas que propone el texto hindú y aquellas del fundador de nuestra moderna epistemología. Y ambos proponen esas preguntas de seriedad infinita (palabra que recurre una y otra vez, tanto en la meditación cartesiana como en la épica hindú) como jugando…

Es que para el Mahabharata los supuestos azares del destino siempre se deciden en un juego donde los dados están cargados. Por eso el gran libro apremia a su lector atento e imaginativo (y bien guiado) a presentir por dónde se podrían haber venido cargando los dados del suyo. Ese es un efecto potente. Y potencialmente transformador de la mirada.

Ese es el efecto que siempre me atrevo a confiar que el Mahabharata va a producir entre quienes vayan aprendiendo a leerlo. Así es como uno de los participantes resumió su experiencia dibujando una sencilla lámina donde aparecen dos dados; otro se remontó al “fortuito” primer encuentro con quien sería su mujer; otra escribió: “Fue increible el taller, yo llegaba a mi casa muy emocionada… sigo leyendo el libro con mucho entusiasmo y lo que te enseña para la vida es muy preciado” ; y una cuarta persona escribió: “Descubro el Dharma en el alma de mi abuelo olvidado… el pasado que vuelve… dando sentido a algunos dolores…

Por eso he decidido repetir este taller. Hacerlo de nuevo, para llegar a nuevos lectores con esa su especie de magia al revés, que nos revela nuestras propias zonas olvidadas u ocultas.

Taller: “Un día con el Mahabharata – formas de aproximarse al libro y sus relatos”
Duración: 1 día completo, 8 horas.
Metodología: Seminario/taller presencial con apoyo audiovisual y de objetos, y también por internet.
Valor: $30.000 por persona.
Fecha: Domingo 10 de Noviembre 2013 11:00-18:00 horas
Como es usual en mis cursos, dispondremos de cositas ricas para picotear, y para el almuezo les prepararé mi propio CURRY DE ZAPALLO con semillas de cilantro y mostaza.Local: la sede del Centro de Aromaterapia Osmanthus y la Escuela Chilena de Feng Shui, dirigidos por mi esposa Sylvia Galleguillos: Av. Nueva Costanera 3355 Vitacura, Santiago (“Nva Cost 3355, Vitacura” en Google Maps).

Inscripciones: en mi celular: 5667 8829, o a través de la página de “Contacto” de este mismo sitio web.

enzo cozzi enseña el mahabharata
enzo cozzi enseña el mahabharata

3 pensamientos en “Los dados cargados del destino. Repetición de mi curso del Mahabharata “Abriendo postigos hacia otras miradas””

  1. Enzo, tu taller es imperdible! Tu y el Mahabharata son una dupla poderosa. Pasear por esa población de seres llenos de humanidad y por lo mismo, llenos de contradicciones, nos sugiere que tal vez (si creyéramos en la reencarnación) fuimos y seguimos siendo nosotros mismos, uno de esos personajes. Cómo pasé la vida entera sin tener noción de este texto gigantesco y bellísimo. Dice Nicanor Parra:

    “¡Buena cosa, Dios mío! nunca sabe
    Uno apreciar la dicha verdadera,
    Cuando la imaginamos más lejana
    Es justamente cuando está más cerca.”

  2. Leí y leí tu invitacion apreciado Enzo, cuando ya parecía que la motivación intrínseca no se había activado, leí aquello del “surtido de las viandas” y ohhh !! se activó mágicamente…así son los dados del destino, cuando menos se espera…aparece una vianda en el camino…inscríbame usted por favor !!
    Miya
    92217303

Los comentarios están cerrados.